VIDEO: Jacqueline tiene 23 meses desaparecida; su hijo aún la sigue buscando

|
18 agosto, 2018

Esta es la historia de Jaqueline, una más  de las niñas, jóvenes, mujeres y abuelas desaparecidas en el Estado de México que son buscadas solamente por sus familiares, ya que en las autoridades no hay ni la voluntad ni los protocolos de atender este problema, tan grave como el de los feminicidios que azotan la entidad más poblada del país.

Estas son historias que a veces son más dramáticas que la muerte misma, pues además del dolor de la pérdida, están la angustia, el vacío, la incertidumbre y el desamparo que no deja vivir a las personas. ¿Se imagina  que esa persona querida por usted desapareciera de un momento a otro sin dejar rastro y luego pasaran los días, los meses y los años sin saber nada? Esto pasa en el Estado de México y queremos que usted se dé cuenta.

AMECAMECA, MÉX.-  AGOSTO DE 2018.- A 23 meses que Jaqueline, “La China” como era conocida, desapareciera, su hijo Carlos la sigue buscando con la esperanza de que esté con vida  en algún lugar.

Carlos Valentín Hernández, a sus 16 años de edad, vive con la angustia de buscar por todos los medios posibles a su mamá, Jaqueline Lucrecia Galicia Galicia, quien desapareció el 23 de septiembre de 2016, cerca de las 8 de la mañana, cuando se dirigía a hacer ejercicio como todos los días.

“Cuando nos dejó en la puerta de la escuela, es la última imagen que tengo de ella”, señaló su hijo Carlos quien la recuerda con lágrimas en los ojos y quien a pesar de que ya no está en su vida, sigue los pasos de su madre con la práctica de los mismos deportes que a ella le gustaban.

“La China”, como era conocida en el municipio, era una chica muy alegre, cuidaba mucho a sus hijos, muy deportista ya que se dedicaba al atletismo y a las carreras de bici de montaña, con lo que se llegó a recorrer muchos lugares en dichas competiciones, siempre con los mejores resultados.

Lamentablemente, el pasado 23 de septiembre de 2016, cerca de las 8 de la mañana, fue la última vez que sus familiares y amigos la vieron, y hasta el día de hoy nadie sabe de su paradero.

Familiares de Jaqueline no pierden las esperanzas de que algún día entre por la puerta y se reúna con ellos a pesar de vivir con amenazas de muerte e intentos de extorsión, por lo que tres de sus hijos han tenido que irse del municipio para poder vivir en paz.

“Pido a las autoridades que me ayuden ya que la carpeta de investigación se encuentra cerrada y no se tuvo una línea de investigación seria, no se llegó a ningún lado y fueron solo acciones esporádicas, por lo que no sabemos si está bien o ya no está aquí, ayúdenme a buscarla”, señaló Carlos.

Print Friendly, PDF & Email

Comments

NEO