Ya decidí por quién no voy a votar en Amecameca

|
26 junio, 2018

Nunca antes se había visto caballada tan flaca y corrupta en busca de la presidencia municipal de Amecameca. Muchos me han preguntado por quién votaré para alcalde de nuestro municipio y aun no lo sé.

Lo que sí tengo claro es por quién no lo haré. El primer descartado es el abanderado del PES, PT y Morena, Iván Millán, quien representa abiertamente los oscuros intereses económicos del mismo grupo que actualmente gobierna el municipio y cuyo único afán es beneficiarse personalmente del dinero público.

De Iván Millán lamentablemente no se puede esperar nada bueno, me preocupa seriamente que se aproveche del efecto de Andrés Manuel López Obrador para engañar a quienes no lo conocen.

Su propia persona y su sabida complicidad con personajes tan oscuros como José Meléndez Casales y el propio Vicente Onofre,  lo descartan de mis preferencias.

En segundo lugar descartaría al candidato de Vía Radical, Juan Bautista Corral, quien me parece absolutamente inmaduro para asumir la alta responsabilidad de dirigir los destinos de mi municipio durante los próximos tres años.

Lo veo y escucho y pienso que el niño ya no tiene en qué entretenerse y quiere juguete nuevo, coche nuevo, lentes nuevos, sombrero nuevo, tatuaje nuevo, presidencia nueva.

No podemos cometer el mismo error, no podemos tropezar con la misma piedra que fue la gestión frívola y corrupta de Álvaro Carlos Avelar López, con quien Juan Bautista guarda mucho parecido.

De igual forma, nunca votaría por la candidata del PRI Patricia Sánchez Nava, a quien no le veo méritos ni capacidad para fungir como presidenta municipal. El PRI cometió un claro error al postularla sin más trayectoria que ser hija de un ex presidente.

Esa candidatura era para Ivette Topete, pero por muy extrañas razones el PRI decidió entregar la presidencia sin dar la pelea.

Estos son los candidatos por los que no votaré, guardo mis reservas sobre los otros dos, aún ninguno me convence pero no voy a anular mi voto, me quedan unos días para pensarlo.

Lo cierto es que no guardo muchas esperanzas de que en los próximos tres años mi municipio tenga el gobierno honesto y firme que necesitamos con urgencia. Me duele ver a Amecameca sucio de corrupción y sumido en la delincuencia.

Lamento que en la boleta no aparezcan los mejores y tengamos que escoger entre los menos peores.

Print Friendly, PDF & Email

Comments

NEO