CORRUPCIÓN: Funcionarios hacen negocios ‘bajo el agua’ con ferias y juegos mecánicos

|
8 agosto, 2018

AMECAMECA, Méx.- 8 DE AGOSTO DE 2018.– El pasado 3 de agosto, vecinos de la avenida Fray Martín de Valencia se opusieron a la instalación de juegos mecánicos a instalarse en la referida vialidad, permiso que autorizó el hoy ex secretario del ayuntamiento, Samuel Raymundo Pérez Arellano, en contubernio con el asesor del presidente municipal, José Meléndez Casales, desde el año 2016, quienes en un negocio redondo vendieron todas las festividades a realizarse en el municipio en favor de la empresa Arismendi.

Por la noche del pasado jueves 2 de agosto, juegos mecánicos de la empresa Arismendi pretendían instalarse en la avenida Fray Martín de Valencia, dejando anclados varios juegos mecánicos en el lugar.

El día viernes temprano, vecinos, al percatarse de la presencia de los juegos mecánicos, acudieron al palacio municipal para exigir el retiro de dichas atracciones ya que nunca se les fue notificado sobre la ocupación de dicha vialidad, además que les causa problemas por el acceso a sus domicilio y negocios.

Personal de comercio quienes son parte de la organización de dicha festividad, les ofrecieron retirar los juegos mecánicos más tarde, pero al ver que las horas pasaban y los juegos no se retiraban, estos decidieron bloquear la avenida Cuauhtémoc por donde la circulación fue desviada para exigir a las autoridades el retiro de los juegos.

Como defensa, el propietario de las atracciones, el señor Arturo Arizmendi Rogel, mostró a este medio de comunicación y a los vecinos un oficio girado el  3 de agosto de 2016, firmado por el hoy ex secretario municipal, Pérez Arellano, donde le autorizaba la instalación y funcionamiento de los juegos mecánicos en todos los periodos donde sea factible su instalación durante los tres años de la gestión de la presente administración, acto firmado cuando la organización de la Feria de la Nuez estuvo a cargo del asesor del presidente municipal.

Autoridades municipales, entre ellas el propio presidente, desconocían la autorización de dicho documento por lo que el quinto regidor y el área de comercio, parte de los organizadores de la festividad, tuvieron que llevar a cabo un convenio para el retiro de las atracciones y pagaron una indemnización de 30 mil pesos al propietario de las atracciones Arismendi.

Actos de abuso de autoridad y operaciones ‘bajo el agua’, como estas, son las que ha llevado al municipio al precipicio debido a que las decisiones son tomadas no por el presidente municipal si no por sus asesores, denunciaron vecinos y comerciantes.

Print Friendly, PDF & Email

Comments

NEO