Don Ernesto pierde su casa y ahora duerme en el patio debajo de un hule

|
22 septiembre, 2017

ECATZINGO, Méx.- 22 DE SEPTIEMBRE DE 2017.- Con lágrimas en los ojos, el señor Ernesto Vergara, vecino del Barrio San Miguel, perteneciente a este municipio, vio caer su casa y ver cómo sus pertenencias quedaban inservibles después de sismo pasado, hoy duerme en el patio junto con su familia, debajo de una lona.

Ernesto se encontraba trabajando en su terreno de cultivo cercano a su domicilio ubicado en la calle Las Colonias #11, cuando vio caer algunas milpas donde estaba trabajando, sintiendo el movimiento de la tierra durante el sismo del pasado martes.

Inmediatamente, se dirigió a su domicilio el cual se encuentra a escasos metros del lugar donde estaba viéndolo caer poco a poco tras la cortina de polvo que dejó la caída de las paredes de su dormitorio.

 

Desesperado por lo que Ernesto estaba viendo, empezó a buscar a su familia la cual no estaba ya que sus hijos y sus nietos se encontraban en camino de regreso de la escuela, viendo las afectaciones de sus vecinos quienes también sufrieron graves daños en sus domicilios.

Con lágrimas en los ojos y tras pasar la cortina de polvo que dejó el derrumbe de su casa, Ernesto pudo ver el interior de su domicilio el cual quedó cubierto de tierra sin nada que sirviera ya que todo se cayó y rompió.

Su casa de adobe con un segundo piso de concreto no aguantó la sacudida de 7.1 grados del sismo pasado, por lo que quedó inhabitable.

Al llegar su familia al domicilio y ver lo ocurrido, solo se abrazaron y pidieron a Dios estar juntos y con vida aunque el dolor de perder su casa los carcomía por dentro.

Esa primer noche fue desgarradora ya que todas sus pertenencias se habían perdido, no tenían ni en donde dormir, improvisaron un techo con una lona, recostándose en el piso. Ernesto, su esposa, hijos y nietos, sufrieron frio con las pocas cobijas que rescataron.

A dos días de lo ocurrido, Ernesto y su familia siguen estando sin víveres, sin ayuda, ya que su domicilio no se encuentra a la vista de la carretera, por lo que la ayuda la tienen que salir a buscar para tener algo que comer.

“Queremos ayuda, pedimos al gobierno nos ayude, estamos en la calle, vivimos debajo de un hule, perdimos todo”, señaló el señor Ernesto.

Ayer por la mañana, las autoridades municipales y estatales se apersonaron en el lugar pero no hicieron ni llevaron nada a los pobladores de la colonia, solamente posaron para la foto y prometieron ayuda pero hasta el momento solo los propios vecinos organizados son los únicos que están entregando víveres.

Print Friendly, PDF & Email

Comments

NEO